3

3

dimecres, 21 d’abril de 2010

DE NUEVO EL CORTE INGLÉS ANTE LOS TRIBUNALES


Ayer 20 de abril, se celebró el juicio pendiente sobre la discriminación de género en la promoción profesional dentro de la empresa.

Como se trata de un tema que viene de tiempo vamos a refrescar la memoria por si, después del que ya ha transcurrido no recordáis cuando se planteó.

En el año 2003, como sección sindical llevamos a los distintos comités de centro los datos de la composición de las plantillas, con la proporción de hombres y mujeres en cada caso, y su correspondencia a cada categoría profesional. Dándose la paradoja que en unas plantillas donde las mujeres superan a los hombres en número, esa superioridad se tronca cuando se hace la comparativa de género en las categorías de mandos.

Tanto es así que si existe una realidad de algo más del 60% de mujeres en la plantilla de la empresa, cuando hablamos de mandos la presencia de mujeres con esa categoría, queda reducida a un escaso 20%.

Cualquiera al ver esos datos, repetidos en todos y cada uno de los centros de la empresa, llega a la conclusión de que existe algún factor o mecanismo que opera de forma que impide a las mujeres promocionar profesionalmente en El Corte Inglés.

Evidentemente los comités, con mayoría absoluta de los amarillos, no entraron a valorar la existencia de discriminación. Desigualdad, dijeron. Como tampoco lo hizo la dirección de la empresa.

Ante la negativa de ni tan solo poder iniciar una valoración de esta realidad con la empresa, desde CC OO presentamos sendas denuncias ante la Inspección de Trabajo por discriminación de género en la promoción profesional, y por consiguiente en la retribución salarial.

Después de la intervención de las inspectoras de trabajo, este organismo levantó acta de infracción, puesto que se dan suficientes indicios de un comportamiento por parte de la dirección de discriminación de género en la promoción profesional de las mujeres en nuestra empresa.

La dirección recurrió esa Resolución y trasladó el tema a que se pronunciaran los tribunales. Así es que la Conselleria de Treball de la Generalitat actuó de oficio en colaboración con nuestro Sindicato. Se celebró el juicio mientras, a toda prisa, en el Comité Intercentros se ponía en marcha un proceso de negociación de un plan de igualad para la empresa. Plan que terminaría firmándose en mayo del 2008.

La sentencia del primer juicio salió en septiembre del 2007, dando la razón a la actuación de la Inspección de Trabajo y, consecuentemente, a las denuncias presentadas por CC OO. Por descontado, la empresa presentó recurso ante el tribunal superior.

Recurso que fue estimado en 2009, anulando la sentencia pronunciada, ante lo cual se volvió a plantear demanda ante el Tribunal Superior de Justicia de Catalunya, y se celebró ayer.

En el juicio se sumaron a la demanda, como parte afectada, los de fasga y fetico, y vimos –en vivo y en directo- como secundaban las argumentaciones de la empresa y añadían que el mejor cauce para arreglar esta situación entre las mujeres de la empresa es la negociación.

¡Estupendo!, si lo van a hacer igual que con lo de las bajas o los horarios, que se calcen las compañeras.

O sea, que si la empresa no se bastaba solita para afirmar que no es que exista discriminación, sino que hay puestos de trabajo masculinos y otros femeninos, llegaron éstos a escupir en la herida y a seguir trabajando en contra de los intereses de todas las compañeras y compañeros afirmando que el convenio lo permite.

Las pruebas aportadas por CC OO, el trabajo elaborado por la Inspección de Trabajo, así como los testimonios que se dieron en la sala, dejaron meridianamente claro que sí se produce discriminación, porque como afirmó el representante de la empresa, son los mandos intermedios quienes postulan ante la dirección del centro a las personas que pueden aspirar a ser promocionados, y siempre bajo el criterio subjetivo del jefe inmediato.

Después de más de cuatro horas en el Tribunal, acabó la sesión sin que la empresa aportara ningún dato objetivo sobre los mecanismos de promoción y del por qué se produce esa desviación tan importante entre hombres y mujeres –a favor de ellos- en las categorías de mandos.

Esperamos que el fallo del Tribunal sea condenatorio contra El Corte Inglés, y ratifique la existencia de discriminación de género en la empresa, y a partir de ahí podamos abrir un verdadero debate que vaya a solucionar una realidad que dura demasiado tiempo.


PARTICIPA CON NOSOTROS Y NOSOTRAS, PORQUE EN CC OO DEFENDEMOS LOS DERECHOS E INTERESES DE LAS TRABAJADORAS Y LOS TRABAJADORES.

NI NOS DOMARON, NI NOS DOBLARON NI NOS VAN A DOMESTICAR

NI NOS DOMARON, NI NOS DOBLARON NI NOS VAN A DOMESTICAR
Marcelino y Josefina en el acto de homenaje del pasado lunes 26 de Noviembre