3

3

divendres, 10 d’agost de 2007

Está en juego nuestra salud

La representante de la sección sindical de CC.OO. de Sevilla sufrió un accidente laboral el 19 de diciembre de 2005.
Tras casi 5 meses de baja, solicitó su historia clínica a la empresa ya que el diagnóstico del parte de baja y de alta del servicio médico de la empresa fue esguince de tobillo izquierdo, habiendo diagnosticado el especialista fractura de cuboides como lesión principal …
La petición de la historia clínica no fue atendida por el jefe de personal, remitiéndola al servicio médico, el cual pasó olímpicamente de la compañera negándose a recoger un burofax.
El dpto. de personal le proporcionó el parte de accidente laboral mediante petición con acuse de recibo, y en ese parte consta el primer diagnóstico hecho en urgencias de esguince, que tras diversas pruebas posteriores se cambió porque era una fractura de cuboides.
Después de varios escritos dirigidos al servicio médico de la empresa para conseguir su historia clínica en Mayo, Junio y Julio de 2006, sin resultado alguno, tubo que presentar la correspondiente denuncia en la Inspección de Trabajo a través del Sindicato el 10 de Agosto de 2006, consiguiendo (ahora sí) que en Julio de 2007 la Inspección REQUIRIERA a la empresa la entrega de su historial médico del accidente laboral.
Este peregrinaje que ha hecho la compañera para tener una documentación que por Ley le corresponde es lo que pretende esta empresa para marearte, aburrirte y que al final desistas y así nunca quede constancia de ningún hecho.
La historia clínica le servirá a la compañera, para poder modificar la calificación en el parte de accidente de trabajo, de lesión leve por grave (duración de curación e importancia de la misma –fractura) ya que no es lo mismo si se resiente y tuviera que demostrar que un día hubo una fractura de cuboides por accidente laboral.
Lo que nos enseña la experiencia de esta compañera son varias cosas:
- saber que detrás de la persona que nos atiende en el servicio médico está el departamento de personal, y que a pesar de su buen quehacer como profesional de la medicina, responde a los intereses de la empresa.
- un parte de accidente puede mentir (o no decir la verdad) sobre lo ocurrido -las causas y las lesiones-, por eso es importante tenerlo, comprobarlo y corregirlo. Para ello hay que pedirlo siempre.
- la mutua (de acuerdo siempre con la empresa) es una entidad que por encima de la salud prima el negocio, y que los trabajadores y trabajadoras accidentadas o de baja por enfermedad vuelvan al trabajo cuanto antes. Y siempre que tienen la oportunidad nos envian a la Seguridad Social. Por eso es importante que el diagnótico de un parte de accidente sea el correcto, las recaidas o las consecuencias de las lesiones no podrán ser nunca derivadas como enfermedad común si estamos encima de ello.
Podeis leer el relato que hace la compañera en la siguiente dirección http://ccooduque.blogspot.com/, o clicando en el enlace que tenemos a la izquierda de la página.

1 comentari:

cc.oo.duque-nervión ha dit...

Hola compañeros, así es y me ocurrió concretamente a mi, pero no soy a la única ya que son muchos los casos en todos los centros, y no constan como accidentes laborales, y cuando no, nos lo maquillan para que sean leves, y el problema es las consecuencia que en el futuro puedan tener, pero por desgracia el personal no suele estar enterado de sus derechos gracias a FASGA-FETICO, que aparte de ofertar aparcamientos, campamentos y viajes, deberían aunque solo fuera de vez en cuando explicarte tus derechos, paciencia por que es lo que hay mientras sigamos teniendo el miedo que tenemos a llamar y exigir las cosas por su nombre y en su momento.

Saludos desde Sevilla

NI NOS DOMARON, NI NOS DOBLARON NI NOS VAN A DOMESTICAR

NI NOS DOMARON, NI NOS DOBLARON NI NOS VAN A DOMESTICAR
Marcelino y Josefina en el acto de homenaje del pasado lunes 26 de Noviembre